Con lo que me gusta acertar.

En algunas épocas en las que he andado un poco mas estúpido se me ha ocurrido decir “una de las cosas que mas me fastidia es tener siempre razón.”

Aunque no lo diga, sigue siendo una pequeña satisfacción cuando acierto, que no es siempre.

Pero resulta que en mi afamada (a veces me sale el ser un poquito estúpido, no puedo evitarlo) sección “cazando dragones” no se me ha ocurrido hablar de Plus500.

La misma Plus500 cuya cotización cayó un 60% antes de que se suspendiera la cotización y que dejó atrapados a múltiples “inversores”.

Tenemos una novedad: en estas plataformas podemos perder el dinero poquito a poco vía comisiones y apuestas erróneas o lo podemos perder de golpe si surge algún problema gordo.

No me digan que no es emocionante.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *