Si es que hay que quererlos.

La Orden EHA/2899/2011, de transparencia y protección del cliente de servicios bancarios, busca eso, aumentar la transparencia en los servicios bancarios y la protección del cliente. Pero una cosa es lo que pretende y otra lo que los bancos hacen con sus disposiciones. Retorcerlas en la medida de lo posible.

En su artículo 26 dispone que “En el caso de préstamos concedidos a tipo de interés variable, se adjuntará a la Ficha de Información Personalizada a la que se refiere el artículo 22, en un documento separado, una referencia especial a las cuotas periódicas a satisfacer por el cliente en diferentes escenarios de evolución de los tipos de interés. A estos efectos, se presentarán al menos tres cuotas de amortización, calculadas mediante el empleo de los niveles máximos, medios y mínimos que los tipos de referencia hayan presentado durante los últimos quince años.

Ahora viene la trampita: acabo de ver una ficha de información personalizada en la que se informa de los tres escenarios de tipos de interés, máximo, medio y mínimo, y se calculan unas cuotas teóricas… sin sumar el diferencial sobre el Euribor que se aplicará en la operación.

O sea, que tengo que pagar Euribor mas 280 puntos básicos y me calculan las hipotéticas cuotas considerando solo el Euribor. Transparencia de la buena.

Si es que son unos pillastres entrañables.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *