Cantos de sirena.

“El 75% de los inversores pierden dinero con los CFD´s” es el resultado de un estudio de la CNMV sobre 8,000 de ellos que han invertido con las entidades más activas en la promoción de este producto.

Sabemos que el 95% de los “traders” pierden dinero, el único que lo gana es el “cuñao” que siempre lo cuenta en la cena de Navidad y casi nunca es cierto.

De vez en cuando aparecen anuncios en prensa ofreciendo seminarios gratuitos para mostrar los “secretos” de la inversión en bolsa, como el que se “impartirá” en Málaga en unas semanas. En los anuncios se suele mostrar el gráfico de un valor que se ha revalorizado un 800% en cinco meses.

Sólo creeré que ese gráfico tenga alguna relevancia cuando lo acompañen de un acta notarial anterior al despegue del valor prediciendo que se va a producir. Y un certificado de que no se han hecho 800 actas notariales con distintos valores para sacar la buena.

En fin, que no hagan caso de estos cantos de sirena que sólo sirven para exprimir a los incautos a base de comisiones.

 

 

One Reply on “Cantos de sirena.”

  1. Llevo un rato leyendo tu web y te felicito. Me reconozco con tu misma actitud hace unos añitos ya… Dejé de ser tan beligerante al respecto cuando me di cuenta de que la complejidad intrínseca del mundo de la inversión y el ahorro, unida al intencionado analfabetismo del grueso de la población, no permitirían nunca cambiar el estado de cosas, ni en este país ni en otros.

    Recuerdo una anécdota de mis primeros tiempos como broker en una pequeña agencia de valores de Barcelona. Al cabo de pocos meses, inocente que era yo en aquellos años, empecé a darme cuenta de que apenas ningún cliente ganaba dinero con su frecuente operativa en Bolsa. Concerté reunión con el Director, a quién le confesé mi preocupación por el futuro de la empresa si los clientes iban muriendo y desapareciendo.

    Muy tranquilamente, no sin cierta sorna, me dijo que no me preocupara, que los clientes eran como vacas a las que había que sacar toda la leche posible, hasta que reventaran. Y no había nada de qué preocuparse porque tenían un ejército de “ventas” buscando ahí fuera a nuevos incautos a los que embelesar con sueños de riqueza rápida y fácil, hasta vaciarles los bolsillos. Total, luego de arruinados, no se quejarán pues creerán que la culpa ha sido solo suya por no haber sabido convertirse en Gordon Gekko en tres meses, y avergonzados no dirán nada a nadie…

    Ojiplático me quedé…

    Pero así es toda la industria, me temo. Y así sigue y seguirá; pues a nadie interesa cambiar ni un ápice la dinámica actual.

    Saludos y ánimo con el blog, me está encantando.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *