Sugeriría que deberían ponerse de acuerdo.

La CNMV, en sus quince recomendaciones sobre productos complejos, incluye la decimotercera: “Los nombres deben evitar confusión en cuanto a su naturaleza o características. La CNMV considera inadecuado el uso de términos como “depósito estructurado”. Por ejemplo, es preferible “producto estructurado”, o simplemente “estructurado. Sin embargo, el Banco de España nos dice en su portal del cliente bancario, en su segmento dedicado a los “depósitos estructurados“: “se hallan muy extendidos los llamados depósitos estructurados, que son depósitos bancarios (al vencimiento recuperará el capital invertido) en los cuales la rentabilidad está vinculada a la evolución de uno o varios índices bursátiles, de la cotización de un grupo de acciones, o cualquier otro.” El Banco de España comete dos errores de bulto: 1) los estructurados no son depósitos, son fondos. Un depósito bancario está garantizado por el Fondo de Garantía de Depósitos y nunca, nunca, nunca, puede resultar en pérdida del capital invertido, a vencimiento o por cancelación anticipada, salvo insolvencia de la entidad. 2) en los estructurados el capital no se recupera siempre el capital invertido, depende de como se diseñe y puede que se garantice el 100%, el 90% o incluso que no haya garantía. Conozco el caso, lo aseguro, de un estructurado en el que se invirtieron €300,000 y se perdieron €190,000 a vencimiento. Como el Portal del Cliente Bancario “Se enmarca dentro de la estrategia del Banco para garantizar la correcta información de los usuarios de servicios financieros, promover las buenas prácticas en el mercado, ofrecer un sistema eficaz para la resolución de conflictos y fomentar la educación financiera.” si hay que poner una nota vamos a dejarla en Necesita Mejorar, siendo benévolos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *